a anterior a siguiente a ampliacion y fuentes
imagen, mitad izquierda imagen, mitad derecha
De la pérdida de reinos y de tajantes malas artes. Il Valverdasco confiscó para este festín un magnicidio a Caravaggio, un grave designio y una escéptica mirada a Rembrandt, dos alaridos a Kline (Franz), unos frutos a Sánchez Cotán, casi un bodegón a Braque, amén de un Agnus Dei a Zurbarán y, a Claesz, los malditos estilete y copa
a ampliacion y fuentes ingreso-obras